domingo, 22 de septiembre de 2013

Atardecer en la plaza de Fes




Atardecer en la plaza de Fes

Mil y una golondrinas
revolotean sobre la plaza de Fes
anunciando la noche que está por caer.
Un hombre viejo toca su viejo laúd,
y cantando da voz al ayer,
los niños son marionetas
de cuyos hilos tiran las golondrinas,
y el tiempo transcurre pausado,
como tiene que ser.

Entonces apareces, ¡oh Sherezade!,
Reina de todas las reinas moras,
dando brillo a los colores
que las mujeres visten,
dulcificando la risa de los niños,
armonizando el vibrar del laúd,
volando con las golondrinas,
susurrándole al viejo que Palabra cantar.
Tu sola presencia, ¡oh Sherezade!,
transforma vivir en soñar.



A.M.B.
Septiembre de 2013